Esteban Navarro: “Gracias a la autoedición las editoriales se han fijado en mí”

Esteban Navarro
Por Alberto Espinosa.
Esteban Navarro nació en Moratalla, en el Noroeste de la Región de Murcia, en 1965. Máximo exponente de la generación Kindle y de los escritores indies nacionales, este policía cosecha más de una veintena de premios literarios desde 2007 en diferentes certámenes, éxitos que le llevan, junto a la cantidad de fieles lectores digitales que consigue, a publicar su primera novela en el año 2012 con Ediciones B: ‘La casa de enfrente’. Tras ella llegaron otras cuatro obras publicadas por la editorial y más éxitos de ventas con ‘El buen padre’, ‘Los ojos del escritor’, ‘Los fresones rojos’ y ‘La noche de los peones’. Esteban es, sin duda, un ejemplo a seguir por todos aquellos miembros de la conocida como generación Kindle.

Usted comenzó a tener éxito tras publicar sus novelas en Amazon. ¿Recomienda, pues, la autoedición?

Para mí la autoedición ha sido la única forma de poder publicar y de que mis novelas llegaran a los lectores. Gracias a ella las editoriales se han fijado en mí. Gracias a ella ahora estoy donde estoy. Por supuesto que recomiendo la autoedición, sin dudarlo un instante.

¿Le ha facilitado la tarea de escritor el ser policía?

Me ha ayudado de la misma forma que a John Crisham, salvando las distancias, le ayuda el haber sido abogado. Ser policía es una fuente de inspiración para mis novelas y un caudal inacabable de historias que contar.

Se le considera como uno de los padres de la generación Kindle. ¿Cuál es el siguiente paso del mundo editorial?

¿Quién lo sabe? La generación Kindle fue un movimiento de autores que saltaron a la palestra literaria gracias a la autopublicación digital. Creo que ahora ha quedado más como un sentimiento de pertenencia a ese movimiento, que como una realidad eficaz de encauzar otros movimientos del estilo. Está comprobado que es necesario y eficaz el respaldo de la editorial, ya que con ella se puede llegar más lejos. En este sentido, la autopublicación debe considerarse más como un trampolín que como un fin.

Háblenos de su última novela, que va a ser publicada en papel por Ediciones B.

Con Ediciones B tenemos grandes proyectos a medio y largo plazo. Aún es pronto para hablar, pero en septiembre habrá una sorpresa y a principios de año otra. Pero como le he dicho: aún es pronto para decir nada.

Tiene nueve novelas publicadas. ¿De cuál está más orgulloso?

De todas me siento orgulloso, pero a ‘El buen padre’ le tengo un afecto especial, ya que fue premiada en Lanzarote y supuso un salto cualitativo en mi carrera literaria.

¿Un consejo para los escritores novatos?

Que lean mucho y que escriban más. Y si un manuscrito no les convence que no lo reescriban: es mejor que empiecen otro. Antes de publicar mi primera novela escribí cinco que se perdieron en el disco duro de mi ordenador, pero me sirvieron como práctica.

¿Cómo conjuga usted su labor literaria y las redes sociales?

Las redes sociales son imprescindibles para darse a conocer, sin ellas no hubiera tenido sentido la autopublicación. Gracias a los teléfonos inteligentes que siempre nos acompañan podemos estar en contacto constante con nuestra red.

Recomiende un libro aparte de los suyos.

Uf, hay muchos y muy buenos. Pero para no decir un título en concreto recomiendo que lean cualquiera de Juan Gómez-Jurado o de Dolores Redondo, seguro que aciertan. Y sobre todo no pierdan de vista a Mikel Santiago, el 4 de junio sale a la venta su novela ‘La última noche de Tremore Beach’, la cual he tenido el honor de leer y es, sencillamente, fascinante.

Un sueño por cumplir.

Que hagan una película de alguna de mis novelas.

Deja un comentario